Comentarios del representante de OACNUDH al informe Respuesta Estatal al COVID-19: Sin enfoque de género, miradas desde El Salvador

Evento de presentación del Informe:

Respuesta Estatal al COVID-19: Sin enfoque de género, miradas desde El Salvador (2 de diciembre de 2020)

Comentarios de Alberto Brunori, Representante Regional para América Central de OACNUDH:

  • Buenos días a todas las personas participantes en el presente Evento sobre el Informe: Respuesta Estatal al COVID-19: Sin enfoque de género, miradas desde El Salvador elaborado por parte de la Colectiva Feminista junto con Women´s link.
  • Nos congratulamos estar participando en el mismo y damos la bienvenida a este tipo de informes que dan cuenta del impacto positivo o negativo que pueden llegar a tener las políticas públicas inclusive para enfrentar la COVID-19 dependiendo de si incluyen o no un enfoque de género
  • Conviene recordar que, desde un enfoque de derechos humanos, la inclusión de la perspectiva de género es una premisa fundamental a fin de conocer los impactos diferenciados en el disfrute de los derechos humanos por parte de mujeres y hombres. Efectivamente y, como enunciado en el presente informe “en materia de políticas públicas, las neutralidades no existen, las medidas adoptadas que no contemplaron la aplicación de una perspectiva de género tienen como resultado la profundización de las desigualdades entre mujeres y hombres”.
  • Como recién hemos podido escuchar, los hallazgos del presente informe (objeto de discusión y análisis) se centran particularmente en las respuestas desde el Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo en dos áreas que, como en la mayoría de los Estados del mundo, se han visto particularmente afectadas durante la actual crisis sanitaria de la COVID-19. Estas son las relacionadas a los derechos a la salud sexual y reproductiva y al acceso a la justicia. Ambas de importancia primordial; y afectan de forma particular al disfrute efectivo de los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes en El Salvador.
  • El Estudio destaca, en particular, como la falta de políticas adecuadas ha repercutido de forma negativa en la atención en la salud sexual y reproductiva de las mujeres. La misma se ha visto limitada y, en otras circunstancias, inclusive interrumpida; ello aunado a la ausencia por ejemplo del transporte público y la falta de información brindada a las mujeres para el disfrute de estos derechos. Ello ha repercutido en servicios esenciales de salud sexual y reproductiva, tales como el acceso a la atención materna y del recién nacido; información y educación sobre salud y derechos sexuales y reproductivos;  artículos de salud menstrual; anticoncepción y planificación familiar; antirretrovirales para el VIH/SIDA; y antibióticos para tratar infecciones de transmisión sexual.
  • Asimismo, la falta de perspectiva de género en las políticas públicas relacionadas con una eficaz atención y acceso a la justicia para las mujeres en situaciones de violencia por razones de género, las coloca en una mayor vulnerabilidad e indefensión. Con ello, no solo se afecta al Derecho a una Vida libre de Violencia, sino a otros derechos fundamentales y universales de las mujeres, tales como, a su Vida e Integridad física, a su Derechos a la igualdad y a la no discriminación; al acceso a la educación, a la salud, a la participación, a la libertad de movimientos, a la libertad de expresión, etc… EN DEFINITIVA, afectando de forma singular a sus derechos y a sus propios proyectos de vida.
  • Todo ello, compromete a la responsabilidad del Estado de El Salvador en relación a la promoción y protección de los derechos humanos de las mujeres, niñas y adolescentes tanto a nivel constitucional como a nivel del Derechos Internacional de Derechos Humanos. A través de los diferentes tratados (más allá de la Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer y la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer “Convención Belém do Pará”) y como señalado en la numerosa jurisprudencia tanto del sistema universal como del sistema interamericano, las autoridades se comprometen a promover, respetar y garantizar, entre otros, el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencias, así como el derecho a la igualdad y no discriminación.
  • En definitiva, los Estados, incluido el salvadoreño, tienen una serie de obligaciones para garantizar y respetar plenamente los derechos de las mujeres, mismas que no deben suspenderse en época de crisis, todo lo contrario, atendiendo a la situación de discriminación histórica que enfrentan las mujeres, deben hacerse mayores esfuerzos para evitar afectaciones adicionales o una profundización de las brechas ya existentes.
  • No cabe duda que al igual que otras crisis sanitarias o humanitarias, la pandemia de la COVID-19 ha creado aún más obstáculos en el camino hacia la igualdad de género y ha exacerbado las desigualdades preexistentes. Consciente de la compleja realidad y de los nuevos retos que nos ha traído la actual crisis sanitaria, el Secretario General de la ONU realizó un llamado en abril de 2020, a poner fin a toda la violencia “desde las zonas de guerra hasta los hogares de las personas”, instando a todos los gobiernos a que hicieran de la prevención y la reparación de la violencia de género una parte fundamental de los planes de respuesta nacional para la COVID-19.
  • La violencia contra las mujeres y niñas es la pandemia en la sombra que crece en medio de la pandemia de la COVID-19 y necesitamos un esfuerzo colectivo general para detenerla. A medida que el mundo sigue comprendiendo el impacto de la pandemia, nuestra Oficina como parte del sistema de las Naciones Unidas, encabezado por el Secretario General, está redoblando sus esfuerzos para abordar la violencia de género mediante un compromiso político dedicado y asociaciones, especialmente con la sociedad civil.
  • Es, por ello que nos congratula mucho la realización de este evento en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se observa el 25 de noviembre y la Campaña del Secretario General de los 16 Días de Activismo para poner fin a la violencia contra la mujer.

FIN



Encuéntrenos en

Recursos relacionados

Portal web global
www.ohchr.org
Alto Comisionado

Dirección:

Ciudad del Saber,
Edificio 136 A-B, Clayton
Ciudad de Panamá, Panamá


Por favor contáctenos al correo: pregionaloffice@ohchr.org